Noticias

Encuentro del Hno. Superior General con las Casas de Formación

El Hermano Superior General, visitó las Casas de Formación : el Postulantado, el Prenoviciado y el Escolasticado.

Por: Servicio de Comunicaciones y Publicaciones

En el marco de los trescientos años de la pascua de San Juan Bautista De La Salle, el Distrito Lasallista de Bogotá recibió la presencia del Hermano Superior General, un encuentro con el legado de nuestro fundador en la voz de quien habla hoy a todos quienes tenemos el apellido de la Salle en todo el mundo.

Su visita ha sido motor para nuestro proyecto como comunidad, especialmente en el espacio brindado para las casas de formación, tales como el Postulantado, el Prenoviciado y el Escolasticado. Es como durante el 22 de agosto de 2019 tuvimos un momento de encuentro alrededor de un mensaje muy significado, el mensaje de la esperanza.

El Hermano Robert se dirigía a nosotros, los más pequeños del Instituto, de una manera muy alegre entre el asombro:

“Los jóvenes nos inspiran, ustedes nos inspiran, son nuestra esperanza. Continuamos viviendo en un mundo fragmentado y cambiante. Ustedes han dado un paso que muchos de sus compañeros de su edad no darían. El Espíritu continúa hablando sobre la ruta que ustedes decidieron seguir”.

Uno de los elementos que también nos llena de esperanza, es que nos vean con ojos de anhelo, de ensueño, aquel momento donde uno como Hermano en formación siente el apoyo de los que nos han precedido en la Comunidad y en la Fe. En aquel lugar, el Hermano Superior nos invitó a que miráramos a nuestros Hermanos mayores, y que viéramos en ellos aquellos jóvenes que sigue viviendo en su interior. De la misma manera invitó a que nuestros Hermanos Mayores se detuvieran a mirarnos y reconocieran el camino que va recorriendo el legado Lasallista. Este momento de contemplación aconteció en una visión de nuestra vida como Hermanos a manera de camino. Ver cómo aquellos Hermanos mayores han dado su vida por los más pobres de nuestro país, que aquel rostro muestra las huellas de su sonrisa diaria y que sus manos muestran las huellas de un trabajo muy difícil pero logrado. La satisfacción de la misión y el reconocer la transición del “testigo” de sus manos a las nuestras.

Finalmente, sus palabras nos invitaron a trabajar por grandes retos en pro de continuar caminando juntos,

“Es necesario que tomemos tiempo para los jóvenes, para nuestra vida comunitaria y para nuestra espiritualidad”.

Y en el mismo sentido, nos hizo explícita la experiencia de seguir trabajando por Jesús, en nuestro día a día. Este genial momento culminó con su acción de gracias a todos los lasallistas, por entregar su vida en la misión, por continuar a pesar de no saber qué pasará, por seguir siendo La Salle en un mundo que cada vez se pone más difícil, y en fin, nos invitó en confiar en nosotros, palabras expresadas con mucho cariño en “Ustedes tienen la fe”.

Edwin Francisco Rave Espinosa – Postulante Lasallista I año