Hermanos

Hace más de 300 años la inspiración de Dios llenó el corazón de Juan Bautista de La Salle, pasaron muy pocos años y esa luz divina que guiaba el proceder de este sacerdote fue iluminando a otros hombres que se asociaron y decidieron que querían llevar el Evangelio al mundo de la educación.

Así nació la comunidad de los Hermanos de las Escuelas Cristianas y desde entonces Dios ha llamado a miles de hombres para que le sigan en esta particular vocación al interior de la Iglesia. Actualmente son muchos los jóvenes que quieren ser Hermanos de La Salle, muchos de ellos han encontrado en la catequesis, en los grupos juveniles, en el ejemplo de maestras y maestros el llamado de Dios a seguirlo.

Ser Hermano De La Salle es un llamado a la felicidad al interior de una comunidad religiosa católica. Ser Hermano de La Salle es consagrarse al Señor como religioso laico que quiere expresar su entrega a Dios por medio del servicio educativo. Ser Hermano de La Salle es buscar un camino de realización personal en unión a otros hombres que asociados entre sí y con maestras y maestros laicos quieren hacer de la educación el motor de desarrollo de la sociedad haciendo de los valores cristianos.

Si tú tienes la inquietud de “Ser Hermano”, no dudes en navegar esta sección de nuestro sitio web y luego comunicarte con algún Hermano de la Comunidad para que te guie y así empezar a conocer más de lo que somos y lo que hacemos.

Hermanos De La Salle